La bendición de la medalla

medallasb01

Las medallas de San Benito pueden ser bendecidas por cualquier sacerdote, no necesariamente un benedictino; así se desprende de la instrucción dictada en tal sentido por la Iglesia de Roma el 26 de Septiembre de 1964. Si el sacerdote al que ustedes acudan con la medalla para que se la bendiga no conoce  —es raro suceda— la siguiente fórmula específica para dicha bendición, basta con que la impriman y se la lleven ustedes mismos, porque de ninguna manera tal sacerdote puede negarse.

Bendición y Exorcismo de la medalla de San Benito

Exorcismo
Oficiante: Nuestra ayuda nos viene del Señor.
Portador de la medalla: Que hizo el cielo y la tierra.
O: El Señor esté contigo.
P: Y con tu espíritu.
O: Yo exorcizo esta medalla por Dios Padre + Todopoderoso, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.
Que todo el poder del enemigo, todas las fuerzas y asaltos del demonio, toda tentación diabólica, sean destruidos y expulsados de esta medalla.
Que aquellos que la usen gocen de salud del alma y del cuerpo. En nombre de Dios Padre omnipotente y de Jesucristo, su Hijo y Señor nuestro y del Espíritu Santo paráclito y en el amor del mismo nuestro Señor Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos por medio del fuego.
P: Amén.

Bendición

O: Señor, escucha mi oración.
P: Y llegue a tí mi clamor.
O: El Señor esté contigo.
P: Y con tu espíritu.

Oración

O: Oremos. Dios Todopoderoso, dispensador de todos los bienes, te suplicamos que, por la intercesión de san Benito, bendigas esta medalla a fin de que el que la use y practique buenas obras, merezca obtener la salud del alma y del cuerpo, la gracia de santificarse y las indulgencias que nos son concedidas. Que pueda, con el auxilio de tu misericordia, rechazar todas las acechanzas y engaños del demonio y presentarse, un día, santo e inmaculado ante tu presencia.
P: Amén.

Seguidamente, el oficiante rocía la medalla con agua bendita.

Indulgencias concedidas a la medalla

bendicionmedalla02

El 12 de marzo de 1742, el Papa Benedicto XIV, otorgó indulgencia plenaria a la medalla de San Benito si el cristiano o cristiana que la lleva consigo se confiesa, recibe la Eucaristía, ora por el Santo Padre en las grandes fiestas y durante esa semana reza el santo rosario, visita a los enfermos, ayuda a los pobres, enseña la Fe o participa en la Santa Misa.  Las grandes fiestas son Navidad, Epifanía, Pascua de Resurrección, Ascensión, Pentecostés, la Santísima Trinidad, Corpus Christi, La Asunción, La Inmaculada Concepción, el nacimiento de María, todos los Santos y fiesta de San Benito.

Ejemplos de indulgencias parciales.

  • 200 días de indulgencia, si uno visita una semana a los enfermos o visita la Iglesia o enseña a los niños la Fe.
  • 7 años de indulgencia , si uno celebra la Santa Misa o está presente, y ora por el bienestar de los cristianos, o reza por sus gobernantes.
  • 7 años si uno acompaña a los enfermos en el día de todos los Santos.
  • 100 días si uno hace una oración antes de la Santa Misa o antes de recibir la sagrada Comunión.
  • Cualquiera que por cuenta propia por su consejo o ejemplo convierta a un pecador, obtiene la remisión de la tercera parte de sus pecados.
  • Cualquiera que el Jueves Santo o el día de Resurrección, después de una buena confesión y de recibir la Eucaristía, rece por la exaltación de la Iglesia, por las necesidades del Santo Padre, ganará las indulgencias que necesita.
  • Cualquiera que rece por la exaltación de la Orden Benedictina, recibirá una porción de todas la buenas obras que realiza esta Orden.

Quienes lleven la medalla de San Benito, como un sacramental que es, a la hora de la muerte serán protegidos de todo mal siempre que se encomienden al Padre Celestial, se confiesen y reciban la comunión o al menos invoquen el nombre de Jesús con profundo arrepentimiento.

El Crucifijo con medalla de San Benito

bendicionmedalla03

Tanto el Crucifijo de la buena muerte como la medalla de San Benito han sido reconocidos por la Iglesia como una ayuda para el cristiano en la hora de tentación, peligro, o mal, principalmente en la hora de la muerte. La Iglesia le ha dado al Crucifijo con la medalla indulgencia plenaria. Esto significa que quien realmente crea en la santa Cruz, no será apartado de Cristo y ganará indulgencia plenaria en la hora de la muerte. De manera especial, si éste se confiesa, recibe la Comunión o por lo menos manifiesta el arrepentimiento previo de sus pecados, llamando el Santo nombre de Jesús con devoción y aceptando resignadamente la muerte como venida de las manos de Dios. Para la indulgencia no basta la Cruz, debe representarse a Cristo crucificado. Esta cruz o crucifijo especial, que lleva incrustada la medalla de San Benito y es asimismo objeto de gran devoción en muchos lugares del mundo, también sirve de gran ayuda y conforta a los enfermos, para unir sus sufrimientos a los de Nuestro Salvador.

Un exorcismo convertido en poema-oración

Con la traducción al castellano de las letras y palabras que componen el exorcismo que figura en la Cruz de San Benito, un autor anónimo ha compuesto el pequeño y hermoso poema-oración siguiente:

El sol de la Santa Cruz
sea mi faro y mi luz,
y el demonio tentador
no sea mi conductor.
¡Retírate, Satanás
y pompas y vanidades
no me aconsejes jamás,
porque sólo son maldades
y venenos los que das!

¡Bébetelos tú, si te place!

Esta entrada fue publicada en Orden benedictina y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La bendición de la medalla

  1. Isabel dijo:

    Amo la Cruz, pero es dificil pedirle a un sacerdote que la bendizca. puede un laico bendecirla con agua bendita y con las oraciones necesarias? Gracias

  2. yo, tengo la cruz de san benito con jesus crusificado, la lleve a la iglesia y rece primero el yo pecador pedi que esta cruz bendita me protegiera, luego le puse agua bendita y le rece en nombre del gran poder de dios, de jesus y el espiritu santo. espero me dija si tengo que llevarla a la iglesia y ver si me la bendice el sacerdote. gracias

  3. Rolando dijo:

    Cármen e Isabel. UN laico NO puede bendecir la medalla, solamente un sacerdote católico ordenado puede hacerlo. LA única bendición que un padre o madre puede hacer es hacia sus hijos.

    Slds,

  4. viky dijo:

    tengo miedo que el sacerdote no quiera hacer la oracion.si un obispo le da la bendicion comun que siempre hacen es lo mismo’?yo quiero que tenga la indulgencia.las personas que la van usar tienen que estar presente en la bendicion? .el sacerdote tiene que ser benedictino o puede ser cualquier sacerdote. gracias yo soy de argentina la uso hace mucho a la cruz medalla.

  5. viky dijo:

    de donde la tengo que comprar para que sea la correcta ustedes me la pueden vender?quiero regalarle a mi hijo para que sea liberado de los vicios .para que buelva a dios.por favor ayudemen gracias.

  6. sylvia dijo:

    soy catolica, creo mucho en dios y los santos, pero no creo en los sacerdotes, que los habra buenos y con mucha humildad no lo niego, pero tengo 62 años y se me ha negado la eucaristia por tener una niña ,hoy medica, con un hombre separado, es lamentable que al pasar los años uno ve como salen a la luz tantas cosas de los curasy haber pasado tanta amargura por no poder estar con el cuerpo de jesus,solo visito la iglesia y llevo siempre flores cuando no hay misa.
    pregunto es posible hacer bendecir una medalla sin tener confianza en el cura???
    gracias y que dios lo bendiga.

  7. sylvia dijo:

    ME LA BENDIJO SOLO CON LA SEÑAL DE LA CRUZ Y CON CARA DE TERMINAR CUANTO ANTES Y ME COBRO 10 EUROS.

  8. Gabriella dijo:

    Sylvia…..NO IMPORTA que tan malo sea un sacerdote. Dios no le quita los dones o poderes que da. Mucho menos la unción sacerdotal. Dios no tiene palabra de hombre para arrepentirse !

  9. GAXIOLA BRITTANY dijo:

    disculpen hace como 2 o 3 años tenia una medalla de san benito enforma de llave y la llave se quebro pasaron 4 años creo y se desprendio lo que restaba de la llave de san benito quiero saber porque se me callo
    y porque se me pierden los san benitos que me regalan

  10. Sergio dijo:

    Hola.
    ¿Cuenta si el sacerdote solo bendice la medalla con la señal de la cruz?

  11. Pía Carrion dijo:

    Pf deseo recibir más info . Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.